Dossier: Emilio Gutiérrez Féliz, un oscense en el podio de La Primitiva

Con permiso de su autora, Carmen Lanao Bernad, oboísta de la Banda de Música de Huesca, reproducimos su trabajo sobre Emilio Gutiérrez Féliz, director durante un año de nuestra banda en 1934  entre Julio Laporta Doménech y Luis Vicente Claver Solano. Desde aquí agradecemos su generosidad por compartir su trabajo sobre este músico del cual no teníamos prácticamente referencias. El trabajo fue publicado en el Diario del Alto Aragón en su edición del  10 de agosto de 2013

EL MÚSICO EMILIO GUTIÉRREZ FÉLIZ

Emilio Gutiérrez Félix (Huesca, 1871-1949)

Cada año, unos meses antes de San Lorenzo, hay oscenses que piden al director de la Banda de Música que incluya Una fiesta en Huesca (1) en el programa del concierto del 13 de agosto. Sin embargo, pocos saben quién era o qué más hizo Emilio Gutiérrez, el autor de esta fantasía descriptiva y del Vals de las Cintas. Por eso, pensamos que había llegado el momento de reunir unos datos que pudieran acercarnos a la figura de este músico.

Nació en Huesca en 1871, aunque en su historia militar consta que nació en 1873. Era hijo de José Gutiérrez, de Almudévar y de Agustina Féliz, de Huesca, y fue bautizado en San Lorenzo. A los trece años ya toca en una pequeña orquesta de alumnos del seminario y a partir de los dieciocho años empieza a dirigir pequeños conjuntos que tocan en bailes y actos sociales, al tiempo que compone piezas como valses, pasodobles y polcas. También da clases de solfeo y piano.

Con el fin de conseguir un empleo estable, se presenta a las oposiciones para la plaza de Músico Mayor de los regimientos de Albuera y Cantabria, pero en las dos queda en segundo lugar. En junio de 1902 oposita a Músico Mayor del Regimiento de Infanteria de Ceriñola nº42, en Madrid, y esta vez obtiene la plaza por unanimidad del tribunal. En 1906 sigue en el mismo regimiento, que ahora se encuentra de guarnición en La Coruña, pero en 1907 lo encontramos dirigiendo la música del Regimiento de Infantería Vergara nº57, en Barcelona. Allí compone una Salve con barítono solista que se interpreta en la misa de Inmaculada, patrona del arma, en 1912.

Los Danzantes de Huesca bailan el ‘Vals de las Cintas’ con música de Gutiérrez Féliz todos los veranos por San Lorenzo (Foto: Facebook: Danzantes de Huesca)

En enero de 1916 es destinado al Regimiento de Melilla nº 59, pero se queda poco tiempo en él, ya que al año siguiente es ascendido a Músico Mayor de Segunda cuando ya está en el Regimiento de Infantería de Alcántara nº58, en Barcelona. Vuelve a cambiar de destino en 1918 y posiblemente es entonces cuando va al Regimiento Luchana nº28, en Tarragona. La música de dicho regimiento es contratada para las fiestas de Huesca de 1926. Emilio Gutiérrez aprovecha que está con su banda en su ciudad natal para estrenar el pasodoble Huesca y para presentar Una fiesta en Huesca, obra con la que había obtenido en 1912 el primer premio en el concurso de obras regionales celebrado en Barcelona.

Con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona, se convoca en 1929 un concurso de bandas militares y la de Luchana obtiene el primer premio. Emilio Gutiérrez recibe un laurel de plata del Ayuntamiento de Tarragona; la felicitación personal del rey; y un reloj de oro que le regalan los jefes y oficiales de su regimiento. A continuación va a Huesca a pasar unos días y visita las obras del parque, lo que dará lugar a una polémica con el arquitecto municipal, Antonio Uceda, sobre las condiciones acústicas del quiosco. Esta discusión se desarrolla en las páginas del Diario de Huesca, que al final se pone de parte del músico. El quiosco se inaugura tal como está y no se modificará hasta la reconstrucción de 1947.

Gutiérrez sigue al frente de la banda de Luchana hasta que en 1931 se retira del ejército, como músico mayor de primera, acogiéndose a la llamada Ley de Azaña. Ha conseguido siete premios con las bandas militares que ha dirigido: seis primeros, uno de ellos en Alemania, y un segundo.

Concierto de presentación de Emilio Gutiérrez con nuestra banda (Arxiu: CMPrimitiva)

Se queda en Barcelona, pero allí fallece su hijo en 1933 y él se traslada con su esposa a Valencia para estar más cerca de su hija. Entre 1934 y 1935 dirige la banda del CIM Apolo de Alcoy, conocida como La Primitiva, y compone la marcha fúnebre El ángel. Desgraciadamente, su hija muere también y en enero de 1936,  Gutiérrez se restablece en Huesca. Da la impresión de que quiere cerrar su larga etapa como director de bandas.

En primer lugar, y ante la insistencia de diversas personas, intenta formar una orquesta. Pone como condición el no percibir cantidad alguna por su trabajo, a pesar de lo cual el proyecto no se lleva a cabo por falta de dinero para instrumentos y materiales. Además, durante estos primeros meses de 1936, vende su archivo a la Filarmónica Beethoven de Campo de Criptana (Ciudad Real), cuyo director, Manuel Angulo Sepúlveda, es amigo suyo. El archivo contiene algunas obras propias y numerosas transcripciones para banda que siguen siendo valoradas hoy en día.

Emilio Gutiérrez sigue componiendo. En 1940 firma su pasodoble El maestro Angulo y realiza la instrumentación del Himno a Campo de Criptana. Su Miserere a solo, cuatro voces y orquesta es estrenado en Santa María del Mar (Barcelona) en 1944. Fallece en Huesca en 1949. En su esquela consta que obtuvo el primer premio del Conservatorio de Madrid, celebrándose el funeral en la basílica de San Lorenzo.

CARMEN LANAO BERNAD

Oboe de la Banda de Música de Huesca

(1) Posiblemente su obra más conocida, interpretada por las fiestas de agosto de San Lorenzo en Huesca. Otras obras dedicadas a la capital aragonesa son Una mañana en Loreto, Dulce coloquio, La lección de solfeo o el conocido Vals de las cintas, al que el compositor tenía mucha devoción por ser una de sus primeras obras, y porque fue dirigida a todos los danzantes. Esta preciosa y romántica melodía se sigue interpretando todos los años para la fiesta laurentina. (PUEYO, Santos: Emilio Gutiérrez, autor de Una fiesta en Huesca.-Diario del Alto Aragón, 22/11/1998-.

CONSULTAS: Diario de Huesca, La Publicidad, La Vanguardia, Diario Oficial del Ministerio de Guerra, La Correspondencia Militar, ABC y Nueva España. También hay que agradecer a Jesús Inglada la copia de la partida de bautismo de Emilio Gutiérrez, así como los datos sobre su relación con Campo de Criptana enviados por la Filarmónica Beethoven y en especial por Víctor Fernández.

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en dossier, fotonoticia, general, memòries del segle XX, premsa i etiquetada amb , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s