Dossier: Entrevista a Camilo Pérez Monllor

La edición del 4/11/1928 del periódico “El Noticiero Regional” se hacía eco de la cena con la que se homenajeó a Camilo Pérez Monllor por su designación como nuevo director de La Primitiva tras la muerte repentina de Julio Laporta. Este acto se celebró la noche del 3 de noviembre de 1928, dirigiendo su primer concierto el 16 de junio de 1929 en el Teatro Calderón. Una vez más, dar las gracias a Rafael Serra por habernos facilitado este documento periodístico.

Conforme habíamos anunciado, anoche se celebró en la sociedad artístico-recreativa ‘Apolo’ una cena íntima como bienvenida al nuevo director de la Corporación Musical Primitiva, don Camilo Pérez Monllor.

Asistieron ochenta y siete comensales, entre los que reinó durante toda la cena un excelente humor.

Camilo Pérez Monllor fue director de La Primitiva entre 1928 y 1933

Camilo Pérez Monllor fue director de La Primitiva entre 1928 y 1933

Presidía el acto el homenajeado, a cuya diestra se sentaron el alcalde de Alcoy, don Cayetano Solbes; el presidente de la Comisión Municipal de Fiestas, don Gonzalo Vilanova y el presidente de la Junta de Fiestas, don Camilo Badía. A su izquierda, sentarónse don Joaquín Coloma, presidente de la Sociedad ‘Apolo’ y don Francisco Cantó, subdirector de la banda La Primitiva.

La cena, condimentada y servida por la Sociedad ‘Apolo’ resultó verdaderamente espléndida.

El primero en brindar fue don Ángel Llopis, vicepresidente de la Sociedad ‘Apolo’. Ofreció el banquete a don Camilo Pérez Monllor, a la par que le dedicó un ferviente saludo de bienvenida. Dijo que La Primitiva que pudo conseguir por su valía un distinguido puesto en el campo musical, bajo la experta batuta del nuevo director, sabría lograr nuevos triunfos. Terminó diciendo que la Sociedad, la comparsa de Abencerrajes a la que pertenece y los amigos que asistieron esta noche a la cena, sabrían alentar y proteger a La Primitiva y a su director.

Hizo uso de la palabra don Camilo Badía. Se adhirió con entusiasmo al homenaje, dedicó cariñosas frases al homenajeado y concluyó brindando por éste, por la música Primitiva, por Apolo y por los Abencerrajes.

A continuación, se levantó don José Sanz. Dedicó un cariñoso saludo de bienvenida al nuevo director. Brindó por éste y por la música Primitiva.

Se levanta el alcalde y suena una salva de aplausos. Se consigue el silencio y el señor Solbes inicia su alocución. Recuerda que ya fueron músicos en Alcoy los antecesores de don Camilo Pérez Monllor; músicos que lo fueron no por el afán de lucro, que malamente pudieron lograr con la escasa retribución de que disfrutan, sino por su bien sentido amor a la música.

Se dirige a los miembros de La Primitiva para estimularles a que pongan su máximo entusiasmo bajo la batuta experta del señor Monllor, que les conducirá al triunfo pleno al propio tiempo que reportarán a Alcoy días de gloria.

Se levanta el nuevo director. Lágrimas de emoción sincera en sus ojos, temblor en las manos. Con voz tremante da las gracias por este homenaje espontáneo y bello, que le ha rodeado de tantos y tan buenos amigos. Estos, y no el afán de dirigir La Primitiva le han podido sustraer al ambiente que a lo largo de los años se creó en Cartagena.

Don José Sanz suplica a los concurrentes que en este acto emotivo se dedique un instante de silencio al malogrado director de La Primitiva, don Julio Laporta, recientemente fallecido. Se ponen de pie los concurrentes y se produce el silencio que se termina con vivas al director y al que adelante cubrirá el puesto que aquel, por desgracia, dejó vacío.

El último discurso lo pronuncia el comandante de Infanteria, señor Páramo, que se adhiere con el mayor cariño al homenaje que se tributa y dedica cariñosas frases al señor Pérez Monllor.

Nuevas pruebas del buen humor de que disfrutan los concurremtes. Sano buen humor que se contagia y se extiende más conforme avanza la hora.

Cerca de las doce se da por terminado el acto, tan sentido, tan bello y que tanto merece la personalidad a quien se le ha dedicado.

Portada de uno de los conciertos que dirigió el maestro Pérez Monllor

Portada de uno de los conciertos que dirigió el maestro Pérez Monllor

Testimoniamos a don Camilo Pérez Monllor nuestra sincera admiración, y le damos nuestra enhorabuena más cordial por el homenaje de anoche. Tuvimos la fortuna de hablar un poco con el nuevo director. Nos atendió cariñosamente, con una deferencia que nos dio ánimos para hacerle unas preguntas. No muchas, porque las circunstancias en que nos determinamos a hacer la interviú -entre casi el centenar de concurrentes al banquete de anoche- nos imponían la brevedad.

Supimos que don Camilo Pérez Monllor, antes de marchar a Cartagena -cuando acababa de cumplir catorce años- pertenecía ya a la banda La Primitiva, en la que desempeñó, a pesar de su corta edad, el cargo de bombista.

Cumplió el servicio militar en Cartagena, y cuando lo terminó, a los veintiún año, hizo oposiciones a músico mayor de la banda del Regimiento de Infantería de Marina, de guarnición en aquella plaza. Fueron brillantes sus oposiciones y ganó la plaza, que ha mantenido hasta ahora, después de cumplidos cuarenta y nueve años y en posesión ya del retiro militar.

Tiene escritas varias obras musicales de gran mérito, muchas de las cuales son conocidas de nuestro público.

Se ha hecho cargo de la dirección de La Primitiva porque el historial de esta banda va estrechamente unido a sus ascendientes, y porque los elementos que la integran le inspiran un sincero cariño.

De otro modo -nos dice- no hubiera venido. Porque aunque siempre me atrajo Alcoy, mi patria chica, me resultaba duro separarme del ambiente que me creé en Cartagena a través de los años.

Le hicimos la última pregunta. Su opinión sobre la Primitiva. Y espontáneamente, tenemos la certidumbre de que también con sinceridad, contestó:

Inmejorable.

Punto final a esta croniqueja. Otra vez, y entonces más ampliamente nos ocuparemos de don Camilo Pérez Monllor, cuya personalidad, suponemos, interesará a nuestros lectores tanto como a nosotros nos interesa.

 

Anuncis
Aquesta entrada s'ha publicat en general, memòries del segle XX, va passar... i etiquetada amb , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s